Frecuencia de publicación

La pregunta del millón, ¿cada cuanto debo publicar en mi blog?

Si llevas tiempo siguiendo mi blog o si eres lector asiduo de temas relacionados con el inbound marketing habrás comprobado que el contenido es uno de los puntos más importante a la hora de trazar una buena estrategia. Tener un blog o crear un canal en el que compartir contenido es básico para aumentar el número de visitas.

Pero ahora te preguntarás: ¿con qué frecuencia debo publicar contenido?, ¿qué es más importante, la cantidad o la calidad? ¿debo publicar cada semana para mantener el interés de mis seguidores?

Bien, pues en el artículo de hoy voy a tratar de responder a estas preguntas, para que puedas elaborar una estrategia de inbound marketing que ofrezca resultados positivos y alcances los KPI’s que te has marcado.

¿Debo publicar mucho o solo cuando tenga contenido de calidad que aportar?

Bien. Para responder a esta cuestión debemos pensar, primeramente, en el tipo de lector que visita nuestro blog. Sin embargo, tampoco podemos olvidarnos de Google y su maravilloso algoritmo, quien adora el contenido fresco y nuevo. La frecuencia de publicación debe cumplir con los requisitos marcados por el buscador, al mismo tiempo que ofrece información útil y de interés para las personas reales que van a acudir a nuestra página.

Entonces, ¿es mejor publicar mucho contenido breve o poco contenido pero extenso? Pues lo cierto es que dependerá en gran medida de qué estés publicando. Me explico. Google va a valorar positivamente (y, por consiguiente, va a mejorar tu posicionamiento en las búsquedas) si creas contenido fresco de manera continua.

Pero si lo que escribes o compartes no tiene la suficiente calidad, hará que los visitantes abandonen tu página a los pocos segundos de haber accedido (consecuencia: aumentas la tasa de rebote) o que no tengan trascendencia (consecuencia: la gente no lo comparte en redes sociales). En ambos casos estás perjudicando al posicionamiento orgánico y a la visibilidad de tu proyecto.

Desde mi punto de vista, lo que debes priorizar es, por tanto, la elaboración de textos completos, que respondan a las preguntas de tus usuarios. Valora cuánto tiempo puedes dedicar cada semana a la generación de contenido, y a continuación divide esas horas de forma que dediques una parte a pensar en el tipo de textos que vas a elaborar, otra parte en hacer una buena investigación y a documentarte y, ya por último, a escribir y maquetar.

Si sigues estos pasos, comprobarás cómo artículos de 400 palabras te permiten rankear mejor que contenidos largos de 2000, siempre y cuando haya dado en el clavo de ser lo que los usuarios están buscando. Sin perjuicio, claro está, de que puedas elaborar un post extenso de enorme calidad, en cuyo caso los resultados serán todavía más positivos.

Para acabar de responder a esta primera pregunta, quiero señalar tan solo un pequeño detalle. Una vez hayas establecido una rutina de publicaciones, con una frecuencia óptima y acorde a tus posibilidades, es importante que te mantengas constante. De esta forma, tus lectores sabrán qué pueden esperar de tu sitio (no es lo mismo 5 noticias diarias, que un par de ellas semanales) y no confundirás a Google a la hora de indexar tu blog y ayudarte a posicionar.

¿Cuanto tiempo se suele invertir en un artículo bueno para el blog?

Vivimos en una época repleta de información. Cada hora somos bombardeados con cientos y cientos de mensajes: noticias, posts, vídeos, banners… Entonces, ¿cómo diferenciarnos entre todos estos estímulos? Ni más ni menos que realizando un trabajo de calidad.

Esto implica que, primero debes conocer bien quién es tu target, quiénes son las personas que adquieren tu producto o servicio. Una vez delimitado, debes indagar sobre sus gustos, aficiones y necesidades. Hecho esto, tan solo te queda dar respuesta a sus dudas e incentivar sus intereses.

Habrá ocasiones en las que crearás un texto de manera rápida y fluida, pero en algunos casos podrías dedicar incluso una jornada laboral completa a crear un post de gran calidad, que realmente no pueda encontrarse en ningún otro lugar: entrevistas, declaraciones, fotografías o vídeos pueden acompañar al texto, creando así todavía más valor para el usuario.

Tienes que tener muy claras tus fuentes, que sean de calidad y que te aporten una primera idea, una base sobre lo que escribir. Es casi imposible escribir un artículo con contenido de calidad 100% desde cero sin investigar un poco. De hecho, todo el proceso de investigación te ayudará a saber de qué manera quieres escribir tu contenido, cómo satisfacer la intención de búsqueda del usuario y cómo puedes diferenciarte mejorando lo que ya existe.

Con todo este proceso de recolección de la información, más el de creación del texto más el maquetado del artículo en el blog, puedes imaginarte que redactar un post de calidad no te va a llevar 20 minutos. En mi caso te puedo decir que solo la redacción y maquetado del post me suele llevar entre 2 horas y una jornada laboral completa (con sus 8 horitas). Incluso más de 8 horas, todo depende del tema (si lo tienes más o menos dominado), de la extensión que le quieras dar al artículo (lo que quieras profundizar) y del tiempo que quieras dedicar a maquetar (imágenes, iconos, tablas de contenido…).

quizás sea al paso que más tiempo de lleve, y junto con la redacción del artículo puedes tardar desde un par hasta toda una jornada laboral, o incluso más.

Mi consejo para publicar en tu blog

No tengas prisa en publicar un contenido rápido tan solo por cumplir con las fechas de publicación. Dedica a redactar un contenido todo el tiempo que se merece.¿ Quiers un truco para evitar las prisas? Ten preparada una batería de artículos redactados para ir publicando progresivamente. Así se asegurarás de cumplir con tu calendario de publicación y te asegurarás de que todos están revisado, corregidos y son de interés para el usuario.

Puedes ir redactándolos poco a poco, cuando te veas más holgado de trabajo y de verdad puedas dedicarle tiempo a escribir. No dejes la redacción del post para justo el día antes de su publicación, siempre se te pueden ocurrir ideas nuevas, o cosas que modificar. Date un margen de error para hacer todos los cambios que consideres antes de publicar. Tienes que estar seguro de que el artículo tiene la calidad necesaria que tus lectores merecen.

Como ves, no hay una respuesta estándar sobre cada cuanto publicar en el blog. Una vez más, dependerá de tu tipo de negocio, tus necesidades, tu presupuesto… Lo que sí debes tener claro es que todo lo que publiques debe cumplir con un objetivo, y que la calidad es primordial para generar contenido y mejorar el posicionamiento.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,86 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Responsable: Luis Revuelto Sevillano
Finalidad: Gestionar los comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Cdmon.com - 10dencehispahard S.L. (proveedor de hosting del sitio web luisrevuelto.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Cdmon.com - 10dencehispahard S.L. (https://www.cdmon.com/es/contratos/aviso-legal-y-politica-de-privacidad-de-datos).
Derechos: Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.