Quién es Luis Revuelto

Cómo he llegado hasta aquí


Soy ingeniero informático porque siempre tuve en mente dos objetivos con respecto al futuro profesional:

  • Estudiar en la universidad de una de las ciudades más bonitas del mundo. Me refiero a Salamanca.
  • Escoger una profesión con salidas. Ya que no tenía una vocación muy marcada, informática era sin duda la mejor opción.

Como a muchos, me gustaba trastear y jugar a videojuegos con el PC. Y, ya que no se me daban mal las mates, decidí apostar por esta titulación. Lo que no sabía muy bien, era en qué consistiría mi trabajo una vez terminara. Por lo que en realidad estaba un poco desorientado, no tenía un objetivo final definido.

El abanico de posibilidades es muy amplio (desde sistemas y administración de bases de datos, hasta otras especialidades más sofisticadas relacionadas con la consultoría informática, la inteligencia artificial…etc). Aunque en realidad la mayoría de las posibilidades de trabajo están en el desarrollo de software​.

Cuando aprobé todas las asignaturas, a falta sólo del proyecto final de carrera, decidí hacer un Master en Desarrollo de Sistemas de Comercio Electrónico. Por varios motivos: para aprovechar el tiempo, especializarme en algo y porque era bastante barato en relación a la formación que daban.

Mientras tanto, como seguía teniendo mucho tiempo libre durante la semana, acepté realizar unas prácticas con una empresa colaboradora del máster. Gracias a ello, pude ver lo que me esperaba en el mundo laboral con dos caras muy diferentes: una amarga y otra positiva.

La negativa fue trabajar en un campo que no me gustaba y me producía mucho estrés (desarrollo de software).La alegre fue encontrar mi verdadera vocación. Ahora te explico.

Como en todo periodo de prácticas, el becario tiene que hacer de todo. Por suerte en mi caso, “de todo” significó trabajar en la fase de posicionamiento web de un proyecto que a su vez era un buscador de noticias (con lo que pude ver los entresijos de un motor de búsqueda). No os voy a engañar, mis labores se centraban en conseguir enlaces y revisar posibles errores internos, pero tenía acceso a la estructura interna que daba soporte a las funcionalidades y aprendí cosas interesantes.

Con mi formación podría haberme buscado la vida trabajando como desarrollador de software en Madrid. Pero, primero: ese no era el campo que me gustaba. Segundo: trabajar en semi-explotación no me seducía. Y tercero: con solo 22 años aun podía formarme un poco más en mi vocación recién descubierta.

​Los meses de prácticas coincidieron en el tiempo con la parte de posicionamiento web y marketing online del master que estaba realizando, por lo que me empecé a interesar mucho por este campo.

​Así que el siguiente paso fue realizar un Postgrado en Marketing y Dirección Comercial de la Escuela Europea de Negocios. Personalmente lo exprimí al máximo porque era algo que me motivaba mucho. Aquí cambió mi visión del mundo empresarial y empecé a sentir el gusanillo de tener mi propio negocio.

Se que te estoy aburriendo con mi formación y quiero aclarar que soy de los que piensa que una amplia formación no te garantiza la capacidad para ejercer la profesión. Esto es algo que te lo da la experiencia y que tienes que demostrar. Pero entiendo que si estás pensando en contratar mis servicios te interesa saber si estoy suficientemente cualificado.

​Además pienso que cuando la formación va ligada a un objetivo con el que te sientes identificado, en el que has sido una persona proactiva y se consolida con experiencia, el resultado es muy positivo. Por eso ahora te hablaré de mi experiencia. 

Mientras terminaba el postgrado, conseguí una beca en una empresa de Salamanca donde diseñaban páginas y las optimizaban para posicionamiento web. Aprendí mucho de mis compañeros, muy eficaces y resolutivos en su trabajo, con un entorno muy dinámico. Esto me abrió las puertas para trabajar en una empresa de la competencia.​

Esta nueva empresa me dio la oportunidad de experimentar una gran progresión en el mundo del posicionamiento web y marketing online. En ella empecé como Auxiliar realizando tareas de Construcción de Enlaces, Copywriting y Networking para terminar como Consultor SEO y Project Manager (Coordinador de proyectos) en los casi 3 años en los que formé parte de ella. Una empresa pequeña, que experimentó un gran crecimiento y me aportó mucho. 

Ahora comienzo una etapa en la que espero poder levantarme cada día, mirarme al espejo y sentirme feliz con lo que hago. Como nos enseñaba Steve Jobs en este vídeo que seguro que conocéis. Porque, ¿acaso tengo algo que perder?


Y, ¿cómo puedo ayudarte a cumplir tus objetivos?


Siendo un brazo más de tu empresa, que ensambla las piezas necesarias para atraer usuarios a tu web y convertirlos en clientes fieles. Las principales técnicas que puedo aportarte son:

  • Optimización técnica de tu web para motores de búsqueda como Google.
  • Creación de contenidos atractivos para tus clientes potenciales.
  • Obtención de buenas referencias (enlaces) en los círculos (blogs, redes sociales, plataformas especializadas…) de tu sector.
  • Vigilancia de la competencia y toma de desiones en consecuencia.
  • Utilización de otras herramientas de marketing que brinda Internet (email marketing, publicidad en buscadores, banners…etc.).
  • Monitorización constante de resultados, análisis y toma de decisiones.

Un miembro más de tu empresa, dispuesto a sumar experiencia, trabajo, ilusión y compromiso.

Luis Revuelto

¿Hablamos?

Ayúdame a evitar el spam introduciendo el resultado de la suma:

Acepto la política de privacidad